En los medios

La querella de la ortografía y las clases en la pantalla

Por Guillermina Tiramonti

Diario Clarin, viernes 26 de Junio de 2020

Escribo este artículo en mi computadora, y lo hago a sabiendas de que tiene un corrector incorporado que subsanará mis debilidades ortográficas. No son muchas, pero sí las suficientes como para alertarme de posibles errores. Sé que un texto con faltas genera muy mala impresión. También sé que el valor de lo que escribo no resulta de la buena ortografía sino de que tenga una idea que sea relevante , para mí y para el lector, y que sepa transmitirla. De modo que lo formal y las convenciones que las formas expresan son importantes porque si se transgreden en demasía terminan obstaculizando la comunicación. Pero lo que verdaderamente importa es lo que se tiene para transmitir con ese formato.

Recientemente, en las clases que se dictan por TV más de una maestra cometió errores de ortografía y de calculo matemático, generando gran revuelo en los medios. Es desde estos errores que se hace un juicio sobre la enseñanza que reciben los niños.

En lo personal, me parece que lo más preocupante es que las clases de TV me recuerdan mucho a las que yo recibía hace ya 60 años. Claro, mis maestras eran menos simpáticas. Sus caras eran mas adustas y su vestimenta meno llamativa. Los niños en aquella época eran seres a domesticar, y por tanto nada de chistes y monadas. No sé si tenían faltas o cometían errores en el calculo matemático.

Pero el contenido de lo que aprendía me hacía sentido y, por otro lado, no tenía otra opción. El manual era más arduo y difícil de abordar sola. Los padres, en mi época, nos exigían que hiciéramos la tarea , pero era difícil que acompañaran el trabajo escolar de los hijos. Ese era un mundo que les era ajeno, excepto que trajera aplazo o tuviera problemas de conducta. Hoy todo es diferente, los chicos aprenden a través de tutoriales de internet muchas mas cosas de la que es capaz de enseñarles la “seño” en el pizarrón. Si es así, ¿para qué la maestra? ¿Para qué la escuela? ¿Para que les enseñe a escribir sin faltas ortográficas? Si, pero no es lo más importante. ¿Para que aprendan un razonamiento matemático? Esto es más significativo, porque el razonamiento lógico de la matemática es imprescindible para entender muchos de los fenómenos de la realidad. Justamente lo primordial de la maestra es que nos ayude a razonar, a observar y analizar el mundo en que vivimos. A construir los problemas de la realidad y a buscarles solución . La pandemia ha sumido a la sociedad en la que viven los chicos en una serie de problemas. ¿Cuáles de ellos son abordados en las clases de TV?

El mal cálculo matemático ¿resultó de un análisis de la amenaza del colapso sanitario por el virus? ¿O por el contrario, fue un cálculo suelto, sin contexto, que se justifica en sí mismo , como me lo enseñaban a mí, que sólo logré entenderlos cuando la vida cotidiana me lo exigió y entonces aprendí como una autodidacta?

Más allá de la discusión sobre la relevancia de la ortografía, es cierto que nuestra formación docente es mala, tenemos una cantidad enorme de institutos de formación, algunos pocos son buenos y otros muchos muy malos. Nuestros docentes tienen una formación de base deficiente que no es compensada por sus estudios terciarios. Están mal pagos y el cargo docente no incluye una remuneración para la preparación de las clases. Y lo que es peor, los agentes del sistema educativo (funcionarios, inspectores, directivos, expertos y docentes) parecen no estar enterados de la reconfiguración del mundo en que vivimos y por tanto no parecen preocupados por el hecho de que educamos a las próximas generaciones para un mundo que ya pasó.

Es muy valorable , que en el marco de la pandemia, las escuelas y los docentes hayan hecho el esfuerzo de mantener el vínculo con los alumnos a través de diferentes medios. Pero con esto no basta. Importa reclamar por una educación relevante para el mundo contemporáneo. En el que se escribe con computadora y corrector , pero se requiere exigir a la inteligencia para comprender una realidad en permanente cambio.

Guillermina Tiramonti es Investigadora de FLACSO y miembro de Club Politico Argentino.

Contactanos

Tucumán 1966
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

CP C1050AAN - Argentina 

Tel + 5411 5238-9353
Email ecys@flacso.org.ar

  • FB-02
  • YouTube

Asistente técnica: Bárbara Roitman 

Dejanos tu contacto